Surge de un esfuerzo de articulación entre algunos grupos activos en la promoción de la Agroecología:  UTOPÍA (Chimborazo) y la Red Mar Tierra y Canasta  – La Asociación de Productores PROBIO – La Red de Guardianes de Semilla  – La CEA (Coordinadora Ecuatoriana de Agroecología)

– En 2007 algunas organizaciones no gubernamentales tales como Heifer, VECO, Vecinos Mundiales (Hoy Ekorural) se plantearon unir sus esfuerzos y recursos para integrarlos en una iniciativa que reúna   a los actores sociales antes mencionados para generar acciones coordinadas y lograr mejores impactos en la sociedad ecuatoriana.  Vale decir que el análisis original hablaba de un estancamiento del proceso agroecológico en el Ecuador (antes muy dinámico) y de la ausencia de un espacio articulador, ambas necesidades dan lugar a este proceso, sin embargo originalmente no existía la idea de generar esta amplia estructura, básicamente se trataba de coordinar acciones y recursos entre pocos actores.  Ese espacio ni siquiera tenía un nombre definido, simplemente nos referíamos al “Colectivo” para destacar el espacio y sus reuniones, hasta que en algún momento alguien mencionó el término Colectivo Agroecológico, y se quedó así hasta el día de hoy.

– Se realizaron varias acciones en los primeros meses hasta que se consolida una idea muy potente y que daría un vuelco al proceso: la Campaña “come sano seguro y soberano”.  Esta implicó la creación de una idea para invitar y convencer a la gente,  y una imagen sumamente trabajada conceptual y sensiblemente, se trata de nuestra “Pacha” que se ha convertido en un símbolo claramente identificable en todo el país como referente de la Soberanía Alimentaria y Agroecología, y hoy es la imagen del Colectivo.   La campaña se mantuvo gracias al concepto de “apropiación pública”, esto quiere decir que cualquier grupo o persona en su localidad, adopta el símbolo y el lenguaje potente de la campaña y empieza a generar acciones y espacios de articulación en función de ella.  Esto poco a poco fue generando una “tendencia” de rearticulación nacional de cada vez más grupos, organizaciones, redes que hoy configuran el espacio Colectivo.

– Paralelamente tuvo lugar la Asamblea Constituyente de Montecristi, donde el Colectivo, en alianza con otras fuerzas sociales, generó varios aportes en los temas de soberanía alimentaria y economía solidaria, que hoy pueden verse plasmados en la carta magna.  Igual esfuerzo permitió generar insumos valiosos para la nueva Ley de Soberanía Alimentaria vigente desde 2009.  Inmediatamente se instituye la Conferencia Plurinacional de Soberanía Alimentaria donde uno de nuestros representante (a través de la red mar tierra y canasta) alcanza la representación nacional de consumidores.

– Hubieron momentos de altibajos en todo este período, encuentros, desencuentros, nuevas adhesiones, pero sin duda la idea de la campaña y la proyección de la imagen de la “pacha” seguía siempre animando el proceso.  En algún momento pareció que el colectivo tomaría el rumbo de una estructura menos flexible y amarrada a programas, objetivos e indicadores más definidos, sin embargo esto no prosperó y a finales de 2011 se reactiva con una nueva e inusitada fuerza, sin duda impulsada por la creciente relación con  la costa ecuatoriana (tradicionalmente más distante en estos temas para organizaciones principalmente serranas), fundamentalmente con la FECAOL (Federación de centros agrícolas y organizaciones campesinas del litoral), precisamente en Guayaquil en el mes de diciembre de ese año una reunión de evaluación de varias organizaciones respecto al trabajo articulado generado durante todo ese año permitió identificar que esto significaba el relanzamiento del colectivo y esta vez con nuevos bríos.  Un hito importante fue la realización del Foro Internacional de Agroecología convocado por el Colectivo en Quito donde se expresó esta renaciente fuerza. Con más de 400 participantes, más de 20 experiencias ecuatorianas y expositores de 5 países

– Durante el 2012, y gracias en buena parte al trabajo generado desde la COPISA por nuestros representantes, se logró estimular localmente las actorías sociales del Colectivo.  En casi todas las provincias del país se realizaron visitas y eventos para recoger criterios que luego culminaron con la presentación de la Propuesta de Ley de Agrobiodiversidad y Fomento Agroecológico, una expresión que recoge las aspiraciones del movimiento campesino agroecológico del Ecuador y que se presenta al país como la Agricultura del Futuro, un nuevo modelo agrario para garantizar la Soberanía Alimentaria.     Este año tuvieron lugar  2 encuentros más del colectivo y un período muy activo de defensa del territorio libre de transgénicos siguiendo y apoyando la iniciativa de Acción Ecológica y la RALLT.

– Se logra en este año dos acciones claves en la costa como la Movilización del día de la lucha campesina (17 de abril con cerca de 3 mil campesinos montubios marchando por las principal arteria de la ciudad), y el II foro internacional de agroecología (FIAGORA), ambos eventos muy exitosos en la ciudad de Guayaquil impulsados por la Fecaol.

– Otro hito importante es la confluencia de varios actores sociales para generar el primer movimiento de consumidores por la soberanía alimentaria, iniciativa que reimpulsó la campaña esta vez bajo la denominación  “Que rico es comer sano y de mi tierra” y una nueva imagen pública dirigida al mundo urbano del consumo.  La comisión nacional de consumidores se constituye ahora como un componente clave del Colectivo Agroecológico que expresa esa visión de unidad campo-ciudad.

– Existen eventos icónicos y ya casi institucionalizados que nacen de esta expresión colectiva, particularmente la ya tradicional MARCHA CAMPESINA Y FESTIVAL NACIONAL POR LA SOBERANÍA ALIMENTARIA, que tiene lugar en Guayaquil cada 16 de octubre y ha reunido por 4 años consecutivos a miles de participantes de todo el país.  Otra expresión son las Jornadas Agroecológicas (se prepara la tercera edición) que constituyen en eventos tipo foro, seminario o taller que se desarrollan en forma simultánea en varias localidades y atraen mucho público interesado en el debate y aprendizaje de la Agroecología.

Anuncios